Tipos de fuentes para jardín

Las fuentes de agua son elementos decorativos infaltables en los jardines; estaremos de acuerdo que por más flores llamativas y arbustos hermosos que tenga un jardín, si este no tiene una fuente, es como si estuviera incompleto.

Es que las fuentes para jardín no solo cumplen un fin decorativo, sino que desde mi punto de vista, también tienen un objetivo terapéutico, ya que el simple hecho de ver y escuchar el agua correr es una actividad relajante que, por momentos, te hace olvidar tus preocupaciones y bajar los niveles de estrés.

Si como yo, quieres disfrutar de todos los beneficios de las fuentes para jardín, pero todavía no sabes cuál elegir, entonces sigue leyendo, porque a continuación te enseño los tipos de fuente para jardín que existen.

Tipos de fuentes para jardín

De acuerdo a distintas clasificaciones, de inmediato te muestro los diferentes tipos de fuentes para jardín que podrás encontrar:

De acuerdo al tipo de material

  • Fuentes de piedra: la piedra es uno de los materiales más utilizados para la elaboración de fuentes de jardín, ya que aparte de ser muy robusto y resistente, aporta un estilo único que le da personalidad al entorno. Es muy común ver fuentes estilo cascada hechas de piedra, así como también fuentes de piedra tallada con diferentes figuras.
  • Fuentes de cerámica: entre las fuentes de agua más bonitas, pintorescas y llamativas están las de cerámica, ya que suelen combinar diferentes tipos de materiales cerámicos y colores para dar un acabado encantador. Si has visitado el Sur de España, de seguro habrás visto alguna de estas fuentes decorando sus plazas y jardines.
  • Fuentes metálicas: las fuentes de agua de Versalles son todo un espectáculo y justo están hechas de metal, razón por la que tienen esa energía única y al mismo tiempo un estilo sofisticado. Las fuentes de metal son ideales para jardines porque son bastante resistentes. 
  • Fuentes de materiales sintéticos: por ser fabricadas en serie, son fuentes económicas, pero también muy bonitas. Se hacen a partir de plásticos y otros materiales sintéticos y están disponibles en diversidad de formas, modelos y tamaños.
  • Fuentes de materiales combinados: como su nombre lo indica, pueden estar hechas de piedra y metal, de metal y plástico o de cualquier combinación de materiales posibles.
  • Fuentes de materiales orgánicos: hechas a partir de bambú y otro tipo de materiales naturales, son las fuentes de agua perfectas para crear un ambiente Zen.

De acuerdo a su posición y ubicación

  • Fuentes centrales: se caracterizan por tener un tamaño considerable que permite rodearlas. Se colocan en la parte central del jardín para servir como punto principal de atracción y la mayoría de las veces suelen tener un diseño escultórico central desde donde fluye el agua.
  • Fuentes de esquina: debido a que en muchos casos las esquinas de los jardines no son sencillas de decorar, las fuentes de este tipo cumplen una función tanto decorativa como funcional. 
  • Fuentes de pared: como podrás imaginar, estas fuentes de agua están sujetas a una pared. Lo interesante es que así como se pueden armar directamente en cualquier pared perteneciente al jardín, también se pueden fabricar desde cero para conseguir ese efecto moderno que proporcionan.

De acuerdo al tipo de chorros

Antes de hablar de los tipos de chorros, debes estar al tanto que de acuerdo al caudal que este tenga, será el nivel de ruido que la fuente produzca. Es de esperarse que a mayor caudal, mayor ruido y viceversa. También debe tomarse en cuenta el tipo de boquilla por donde fluirá el agua, ya que dependiendo de esta, se puede obtener un chorro espumoso, pulverizado o cristalino. Por último, las fuentes para jardín pueden tener más de un chorro, de acuerdo al efecto que se quiera crear.

  • Chorros de burbuja: el agua fluye de abajo hacia arriba, solo que estos chorros intencionalmente tiene una presión de salida de agua moderada, ya que el objetivo es crear un efecto de borbollones o burbujas sobre la superficie de la fuente.
  • Chorros verticales: en este caso, el agua también fluye de abajo hacia arriba, solo que con mucha más presión. Dependiendo de este último aspecto, los chorros pueden tener forma de columnas o arcos.
  • Chorros en caída: la salida de agua se ubica en la parte superior de la fuente y el agua cae en la base de esta.
  • Chorros tipo cascada: el agua cae de arriba hacia abajo en diferentes niveles, con la finalidad de crear un efecto de cascada.
  • Chorros tipo cortina: el agua cae de arriba hacia abajo a lo largo de toda la estructura dando la sensación de que se trata de una cortina formada por chorros de agua independientes o continuos.
  • Chorros rebosantes: a diferencia de las anteriores, en este caso el agua no sale en forma de chorro, sino más bien que parece derramarse alrededor de la fuente para dar un efecto moderno y sofisticado. La mayoría de este tipo de fuentes suelen ser fuentes centrales.

De acuerdo al diseño

Actualmente, la variedad de diseños de fuente para jardín parece ser infinita y no deja de sorprender, no obstante, se puede hacer la siguiente clasificación general:

  • Fuentes tradicionales: se puede decir que son las fuentes de toda la vida, es decir, aquellas de estilo clásico que estamos acostumbrados a ver en lugares como jardines y parques.
  • Fuentes modernas: son aquellas que tienen diseños más modernos, a la par de las tendencias actuales. Pueden estar hechas de cualquiera de los materiales mencionados anteriormente y visualmente tienen un gran impacto estético.
  • Fuentes abstractas: diseñadas para otorgar un estilo vanguardista y completamente original. Suelen estar hechas de una combinación equilibrada de materiales y tener formas distintas a las que estamos acostumbrados a ver. Incluso, estas fuentes pueden llegar a ser un poco complejas.

De acuerdo al tipo de iluminación

Aunque hay fuentes de agua que no llevan ningún tipo de iluminación, también es posible encontrar las siguientes:

  • Fuentes con luces LED sumergibles: las luces LED sumergibles son duraderas y eficientes, pueden instalarse de diferentes colores y se pueden controlar con la intención de enfatizar la caída de agua en horas nocturnas, así como para crear una atmosfera especial.
  • Fuentes con fuego: son ideales para crear una atmosfera cálida y acogedora, alrededor de la cual se puede pasar una excelente velada.

De acuerdo a la altura y número de niveles

Las fuentes pueden fabricarse en variedad de tamaños y alturas para poder adaptarse a las exigencias de cada cliente. Del mismo modo, es posible encontrarlas con varios niveles, como por ejemplo, las fuentes estilo cascada, que deben tener más de un nivel para poder crear visualmente el efecto deseado.

De acuerdo al funcionamiento de la fuente

Básicamente, las fuentes de agua funcionan gracias a un sistema de bombeo eléctrico que hace fluir el agua. Dicho sistema puede conectarse a la red de electricidad del jardín o de la casa o a paneles solares. En este último caso, se trata de una fuente de energía eficiente.

¿Qué tener en cuenta al momento de elegir una fuente para jardín?

A estas alturas ya conoces los diferentes tipos de fuentes para jardín por lo que puedes optar, sin embargo, al momento de decidirte por una, también debes tomar en cuenta estas recomendaciones:

  • Decide si quieres una fuente fija o una móvil. Con esta última podrás cambiar la ubicación cada vez que lo desees.
  • Si tienes algún diseño de fuente en específico, lo mejor será que la mandes a fabricar desde cero, de lo contrario, puedes comprar una fuente de agua para jardín prefabricada.
  • No olvides que el tamaño de la fuente de agua debe estar acorde con las dimensiones de tu jardín.

Deja un comentario