Alcalinidad en piscinas: Qué es y Cómo controlarla

El adecuado mantenimiento de una piscina es fundamental para disfrutar de un agua limpia y cristalina, y uno de los aspectos clave en este proceso es el control de la alcalinidad del agua. En este artículo, exploraremos qué es la alcalinidad, su relación con el pH y su importancia en el mantenimiento de piscinas.

Al momento de hacer el mantenimiento de una piscina son muchos los aspectos que deben tomarse en cuenta para conseguir los mejores resultados, sin embargo, uno a los que más atención debe prestársele es a la alcalinidad, ya que este valor es el que se usa para controlar el nivel de acidez del agua.

Cuando el grado de alcalinidad no está en sus niveles adecuados, esto puede suponer una serie de problemas que afectan tanto la funcionalidad de la piscina, como la salud de los bañistas, razón por la que es de vital importancia estar al tanto de los niveles ideales y de cómo reaccionar ante un desequilibrio que pueda afectar la calidad del agua.

¿Qué hace la alcalinidad en el agua?

La alcalinidad del agua se refiere a su capacidad para resistir cambios en el pH. Actúa como un tampón, estabilizando el nivel de acidez en el agua y evitando fluctuaciones bruscas que puedan ser perjudiciales para la salud de los bañistas y para el equipamiento de la piscina. Además, la alcalinidad juega un papel crucial en la eficacia de los productos químicos utilizados en el tratamiento del agua. 

¿Qué es la alcalinidad del agua de la piscina?

Cuando se habla de alcalinidad en el agua de una piscina, se hace referencia a la cantidad total de elementos alcalinos que esta posee. Dichos elementos principalmente son carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos, aunque también existe presencia de bromatos, boratos y silicatos. Todos estos sirven principalmente para regular los niveles de pH del agua, gracias a que son capaces de neutralizar los ácidos presentes.

Lo anterior permite establecer una clara diferencia entre la alcalinidad y el pH, ya que mientras el último valor es una escala que indica la acidez del agua, la alcalinidad es la capacidad que esta tiene para mantener el pH equilibrado.

¿Qué nivel de alcalinidad debe tener el agua?

El nivel ideal de alcalinidad en el agua de una piscina se sitúa generalmente entre 80 y 120 partes por millón (ppm), aunque este rango puede variar ligeramente dependiendo del tipo de piscina y de las preferencias individuales del propietario. Mantener la alcalinidad dentro de este rango es fundamental para lograr un equilibrio adecuado en el agua.

La alcalinidad del agua se expresa en partes por millón (ppm) y su valor adecuado debe oscilar entre los 80 ppm y 120 ppm (dependiendo del volumen de la piscina y del tipo de cloro). Para medirla se utilizan tiras analíticas que además, sirven para determinar otros parámetros como pH del agua, niveles de cloro, niveles de ácido cianúrico, etc. (depende de la marca de las tiras).

Estas tiras están compuestas por un contraste que reacciona cambiando de color cuando entra en contacto con el agua. El color que arroja la tira se compara con una escala de colores impresa en el empaque para así conocer la alcalinidad.

¿Qué diferencia hay entre alcalinidad y pH?

La alcalinidad y el pH son dos medidas relacionadas pero distintas en el agua de una piscina. Mientras que la alcalinidad se refiere a la capacidad del agua para resistir cambios en el pH, el pH es una medida directa de la acidez o alcalinidad del agua. El pH se expresa en una escala que va de 0 a 14, donde 7 es neutral, valores por debajo de 7 indican acidez y valores por encima de 7 indican alcalinidad.

La alcalinidad y el pH están estrechamente relacionados. Un nivel adecuado de alcalinidad ayuda a mantener el pH del agua estable. Si la alcalinidad es baja, el agua puede volverse más ácida y corrosiva, lo que puede dañar los equipos y afectar la comodidad de los bañistas. Por otro lado, una alcalinidad alta puede llevar a un pH elevado, lo que puede ocasionar problemas como la formación de incrustaciones y el deterioro de la eficacia de los productos químicos.

¿Cómo subir la alcalinidad del agua de la piscina?

Cuando la alcalinidad del agua es baja, se puede producir un desequilibrio en el pH, lo que puede tener varias consecuencias negativas. El agua puede volverse más ácida, lo que puede corroer los metales y las superficies de la piscina, causar irritación en los ojos y la piel de los bañistas, y reducir la eficacia de los productos químicos utilizados para el tratamiento del agua. Además, una baja alcalinidad dificulta mantener un pH estable, lo que puede requerir un mayor esfuerzo y una mayor cantidad de productos químicos para mantener el agua en condiciones adecuadas.

Una alcalinidad baja (Inferior a 80 ppm) indica que el nivel de pH del agua también lo es, lo que trae como consecuencia cambios en el color y en el olor del agua de la piscina y lo que puede traer problemas como irritaciones en la piel y ojos de los bañistas.

La alcalinidad del agua baja debido a diferentes factores, entre los que pueden mencionarse un mantenimiento habitual no adecuado, cambios bruscos de las temperaturas ambientales o fallas en el sistema de filtración.

Para subir la alcalinidad es necesario utilizar incrementadores de alcalinidad o sustancias como carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos. La cantidad de estos dependerá del volumen total de la piscina y también del nivel exacto de su pH.

Incrementador de pH para Piscinas DIAMAS PH 5 litros – Aumenta el pH del Agua – Formato Líquido
  • LÍQUIDO ELEVADOR DEL pH que sirve para estabilizar el Ph del agua de la piscina cuando esté por debajo de 7,2
  • AJUSTAR EL pH del AGUA ES INDISPENSABLE para el óptimo tratamiento del agua de la piscina: siempre debe estar entre 7,2 y 7,6. El…
  • ENVASE 5 LITROS
pH+ Incrementador de pH AQUAPLUS PH 5 litros
  • LÍQUIDO ELEVADOR DEL pH que sirve para estabilizar el Ph del agua de la piscina cuando esté por debajo de 7,2
  • AJUSTAR EL pH del AGUA ES INDISPENSABLE para el óptimo tratamiento del agua de la piscina: siempre debe estar entre 7,2 y 7,6. El…
  • ENVASE 5 LITROS
Incrementador de pH para Piscinas DIAMAS PH 1 LITRO – Eleva el pH del Agua – Formato Líquido
  • LÍQUIDO ELEVADOR DEL pH que sirve para estabilizar el Ph del agua de la piscina cuando esté por debajo de 7,2
  • AJUSTAR EL pH del AGUA ES INDISPENSABLE para el óptimo tratamiento del agua de la piscina: siempre debe estar entre 7,2 y 7,6
  • EL EQUILIBRIO DEL pH es importante para evitar molestas en la piel y en los ojos de los bañistas

¿Cómo se regula la alcalinidad del agua?

Para regular la alcalinidad del agua, es necesario ajustar los niveles de productos químicos específicos, como los carbonatos y bicarbonatos, que actúan como agentes alcalinos. Para aumentar la alcalinidad, se puede añadir bicarbonato de sodio a la piscina. Por otro lado, para disminuir la alcalinidad, se utiliza ácido muriático o ácido sulfúrico. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante y realizar las dosificaciones adecuadas para evitar desequilibrios en el agua.

¿Cómo bajar la alcalinidad del agua de la piscina?

En el caso contrario, es decir, cuando la alcalinidad del agua supera los 125 ppm también ocurren diversos problemas, el más común de ellos es la turbidez en el agua de la piscina y otros, como formación de escamas en las paredes internas. En el caso de los bañistas, las consecuencias incluyen irritaciones cutáneas y de las mucosas.

Los valores de alcalinidad en el agua de una piscina pueden elevarse debido a aumentos repentinos en el pH, que a su vez pueden darse por el uso prologando de bañistas, por cambios en la temperatura del agua o por una disminución progresiva de su volumen.

Para bajar la alcalinidad es necesario utilizar minoradores de pH y sustancias ácidas que sirvan para regular la alcalinidad del agua de la piscina. Bajar la alcalinidad no es un proceso tan sencillo, razón por la que los profesionales recomiendan esperar un periodo de aproximadamente 48 horas después de agregados los componentes, para posteriormente equilibrar el nivel de pH.

¿Cuál es el grado de alcalinidad del agua potable?

La alcalinidad ideal del agua potable oscila entre 50 y 200 mg/L CaCO3. Aunque dentro de estos valores pueden situarse los niveles de alcalinidad del agua de una piscina, es importante recalcar que esta no es apta para el consumo humano, debido a que para su tratamiento se le adicionan diferentes sustancias y compuestos químicos que pueden ser dañinos para la salud.

¿Qué es el incrementador de alcalinidad? 

Como su nombre deja saber, los incrementadores de alcalinidad son sustancias que se utilizan para aumentar la alcalinidad del agua de una piscina. Este tipo de componentes están hechos a base de carbonatos y bicarbonatos. Su función principal es devolverle la capacidad al agua de equilibrar los niveles de acidez pata mantener el pH en el nivel adecuado.

Deja un comentario