Cómo eliminar el agua turbia de la piscina

Si tienes una piscina en casa es seguro que conoces la importancia de que esta se mantenga limpia, por eso le haces un mantenimiento periódico tanto al agua como a la estructura en sí misma, y es que en parte, de esto dependerá el disfrute. 

Sin embargo, por más que te esfuerces por mantenerla siempre limpia, en algún momento puede que el agua se enturbie y resulte poco atractivo entrar a ella.  ¿Qué hacer en este caso? En principio, es preciso determinar qué está causando este problema para posteriormente poder hacer una limpieza. Para ayudarte en esta tarea, a continuación veremos cómo eliminar el agua turbia de la piscina.

¿Por qué el agua de la piscina se pone turbia?

Las razones para que el agua de una piscina se enturbie son varias, pero se pueden clasificar en dos grandes causas: agentes externos del agua y agentes internos. Hablemos de cada uno de ellos. 

Los agentes externos que causan que el agua se vuelva turbia, son aquellos que provienen de otras fuentes ajenas a la misma, tales como hojas de árboles, tierra, por lo general, introducida por los mismos bañistas; insectos muertos, la lluvia, debido a la suciedad que recoge en su trayecto de precipitación; y por supuesto, toda clase de líquidos como jugos o gaseosas y residuos de comida. 

Los agentes internos que hacen que la piscina se ponga turbia enturbian el agua de las piscinas son aquellos que, siendo componentes del agua, reaccionan ante los materiales que entran en contacto y estas generan algún tipo de descomposición que torna grisácea el agua o produce algún tipo de alga. 

Por ejemplo, la fuente de donde provenga el agua con que se llenará la piscina también contiene algunas sustancias que pueden condicionar la vistosidad agradable de la misma. Por otro lado, aunque las pastillas de desinfección producen ácido isocianúrico como producto residual, estos no cuentan como agentes externos ya que, en realidad, su función no es ensuciar, y los residuos que produce solo aparecen por reacción química del agua y sus componentes.

Además, se encuentran como causas frecuentes del agua turbia, la falta de horas de filtración y un pH inapropiado. En el caso del primero, si el sistema de filtrado no está funcionando durante el tiempo requerido, entonces se acumularán en el agua gran cantidad de residuos que terminen dando al agua esa apariencia grisácea. Por su parte, si el pH está fuera del rango normal, es decir, entre 7.2 y 7.6, el agua se enturbia. 

¿Qué hacer cuando el agua de la piscina se pone turbia?

Lo primero es realizar un análisis de alcalinidad, cantidad de cloro, dureza y pH del agua. En cada caso existen estándares óptimos de cada uno, los cuales son:

  • pH: Entre 7.2 y 7.6
  • Cloro: Menos de 1.2 Mg por litro
  • Dureza: Entre 150 y 250 partes por millón
  • Alcalinidad: Oscila entre 125 y 150 partes por millón

Una vez verificados todos estos valores y tras asegurarse de que estén en su debida proporción, lo que sigue es la remoción de todo tipo de agentes externos tales como hojas, insectos muertos, entre otros. Si aun así el agua sigue turbia, significa que son necesarias medidas más exhaustivas.

Tal como comentamos antes, problemas en el sistema de filtración pueden hacer que el agua de la piscina se ponga turbia, por eso, es necesario hacerle mantenimiento a los filtros y si el agua sigue turbia, entonces habrá que reemplazados. En el caso de los filtros de arena, la solución es cambiar la arena filtradora, ya que es posible que esta haya perdido las partículas finas que retienen la suciedad.

En el supuesto de que el agua siguiese turbia, es necesario usar clarificador de piscinas (hablaremos de él más adelante). También es factible el uso de un floculante con el que conseguirás que las partículas de la piscina que provocan la suciedad incrementen su tamaño, con lo que se logra que estas ganen mayor peso y sean arrastradas al fondo de la piscina, facilitando su extracción.

Remedios para evitar el agua turbia de la piscina

Seguro que estás de acuerdo con que es más barato prevenir que corregir, por lo que es mejor tomar medidas preventivas que eviten que el agua se ponga turbia en la piscina. A continuación algunos remedios eficaces para lograrlo:

La solución más obvia suele ser agregar cloro a la piscina. Aunque ya le estés agregando, puede ser que no en la cantidad suficiente para tu piscina, así que lo ideal es que leas la etiqueta del cloro y sigas la sugerencia del fabricante en cuanto a la proporción que debes agregar por litros de agua. Entiende que estas medidas pueden variar de fabricante a fabricante, por lo que una medida de cierta marca de cloro tal vez no sea la indicada para otra.

Otro remedio efectivo es el bicarbonato de sodio. Con este componente lograrás balancear el pH del agua y regular la acidez o basicidad de la misma. Claro, para ello es necesario medir el pH primero para poder saber la cantidad apropiada para el agua en un momento determinado.

¿Qué es el clarificador para piscinas?

El clarificador de partículas es una sustancia química que tiene como función repeler las partículas que enturbian el agua, pero no solo para dispersarlas, más bien la idea es que de esta manera se terminen agrupando. 

Al usarlo en la proporción adecuada, ese es el objetivo, por lo que se debe tener mucho cuidado para que el efecto sea el deseado y no que las partículas se dispersen aún más. Así que la sugerencia obvia es la misma que en el caso del cloro, lee las instrucciones del fabricante para que la proporción de clarificador sea la apropiada para la cantidad de agua de la piscina.

Ahora que ya sabes las causas de que el agua de tu piscina esté turbia, sigue las sugerencias de este post y disfruta por completo con los tuyos de un buen baño.

Piscinas de agua salada: ventajas y desventajas

piscinas de agua salada

Las piscinas son una fuente de disfrute y buenos ratos, aunque su continuo mantenimiento y la necesidad de cloro las terminan volviendo un suplicio, no solo en gastos, sino en el padecimiento de reacciones, como irritación en ojos y piel. Es por eso que ha surgido la alternativa de las piscinas de agua salada, ya que su sistema es totalmente ecológico, un alivio para las pieles y ojos más sensibles.

Cómo evitar que el agua de la piscina se ponga verde

como evitar que el agua de la piscina se ponga verde

Hoy queremos darte consejos para limpiar el agua verde de la piscina  y evitar que este se ponga así si aún no lo ha hecho.

Tener una piscina en casa supone todo un placer, ya que nos permite disfrutar del buen tiempo junto a nuestros familiares y amigos de una manera mucho más divertida. Pero además, es la mejor forma de refrescarse después de un duro día de trabajo.

Deja un comentario